4 julio, 2016
pelo femenino

Te conozco por tu pelo

Siendo un niño de mas o menos 5 años, estaba caminando con mi mamá en una tienda cuando luego de unos segundos me di cuenta que la mujer que tomaba de la mano no era mi madre. Tal vez en un momento de distracción confundí su hermosa cabellera con la no menos atractiva de mi madre y di por hecho que era ella, tomándola de la mano. Solté la mano de la desconocida y salí corriendo en busca de mi mamá que me miraba desde cierta distancia con una carcajada al ver mi reacción tras ese infantil error.

Consulta virtual